Días esquizofrénicos

Hoy morí.
Me escondí del mundo, huí por unas horas de la realidad, me pause, Stand by.
Hoy morí.
y volví a despertar. La Maga murió, Oliveira es un cretino, yo soy Oliveira solo que con tonos menos abruptos. La Maga murió, se suicido, tal vez en un río.
No fui a la reunión dominical, me escondí, no quería ver luz alguna, me morí. Ella se murió en mi alma, dentro de ella morí.
Yo la maté, la maté de mi cabeza, me di un disparo en la cabeza, por eso ella se murió y yo me morí.
Tal vez era mejor que no hubiera despertado, que no hubiera regresado, con dos años muerta el dolor se iba mitigando, pero hoy la maté, no fue en un 15 de Enero pero al menos murió unas horas en mi cabeza. Sin embargo yo desperté y ella también.
La vi hoy en la noche en el Jardín iluminado, la tomaba con mi mano derecha y ella atravesaba su brazo sobre mi cintura, quizo tomarse una foto en la letra “L”, le dije que estaba loca, – hace un frío del demonio, quiero llegar a casa-.
Entonces ahí desperté, solo sonreí diciéndome “Carajo, no te mueres todavía, sigues aquí”.
Ya son 31 días que no escucho su voz y me sigue sonando tan nítida en mi cabeza, y ayer te dispare y no quisiste morir, dulcemente yo tampoco.
Tampoco quiero que mueras, pero sé que algún día lo harás. Es mejor no verte para no tratar de matarte y matarme con un tiro en mi cabeza.
_
De aquella consideración esquizofrénica en una noche helada de Jalpan de Serra Qro. para la niña de los pays 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s