Instrucciones para querer a una persona


1. Consiga a un ser humano, es vital este recurso para todo el procedimiento. La falta de este no justifica el uso de seres animales como gatos, perros o aves.
2. Posiciónese frente al individuo que desee querer, sonría y converse amablemente. Mantenga el contacto visual siempre que sea posible, esto demostrará que la conversación es importante y denota interés vivo hacia la persona.
3. Agréguelo en Facebook, de ser posible, pida su número telefónico. “Skaltee” al sujeto, sea discreto, esto puede generar cierta paranoia en la persona. Averigüe los gustos y aficiones que tenga; hasta de ser posible sus problemas interpersonales o enfermedades mentales.
4. Investigue su relación y conducta con amigos y familiares, puede entrevistarse con ellos para saber su opinión acerca del sujeto, sea sutil. A este punto, si no le agrada el panorama de la persona, aléjese de ella lo más rápido posible y repita los 4 anteriores pasos.
5. Envíe un mensaje de texto con saludos cordiales, preguntando el bienestar suyo y él de su familia. Evite entablar un chat con divagaciones en el contenido del mensaje. Puede rememorar fragmentos de la conversación anterior. Sea positivo y alegre. Practique esto por un par de semanas, variando el intervalo de tiempo de las conversaciones.
6. De like a sus publicaciones posteadas, sea moderado y evite comentar en todas, de igual forma evite absolutamente etiquetar a la persona en publicaciones propias ó de terceros.
7. Envíe memes graciosos haciendo referencia a un suceso ó situación que hallan pasado en común. Puede usar expresiones como: “Hola, vi este meme y me acordé de ti” ó “Vi este meme y fue inevitable pensar en lo que me contaste”. Etiquete a discreción a la persona en contenido público. Mencionarlos en comentarios de Facebook facilita este proceso.
8. Busque un problema en común, sino lo tiene, está en su criterio inventar alguno. Planteé el problema como propio, fingiendo no tener idea de la similitud con el sujeto. Sea lo más sincero posible, sí fue inventado el problema, sea lo más canalla posible.
9. Cuándo llegue el momento de que la persona exprese sus sentimientos, escúchelo atentamente ó lea atentamente, evite hacer interrupciones. Muestre empatía, no exagere. Invítenlo a charlar en persona, si es que aún no lo hacen. Las cafeterías son espacios diseñados con tal propósito. Pague la cuenta, no sea tacaño.
10. Etiquételo directamente en publicaciones con contenido positivo acerca de el ó los problemas que la persona contó. Puede utilizar material de índole religioso o bíblico. No fanatice.
11. Pregunte sobre el avance que lleva el sujeto con relación al problema. Brinde ayuda moral al individuo, no lo deje. Este paso es muy importante en el procedimiento, la persona empezará a valorar la relación con usted.
12. Si la persona empieza a hacer cosas que le molesta ó viceversa, trate de reparar el daño causado aunque usted no siempre sea el culpable. Si se mandan al cuerno, decida, seguir ó no con él procedimiento. Esfuércese por comprender al individuo.
13. Pase tiempo con el sujeto, inclúyalo en eventos sociales, preséntelo como amigo ante los demás.
14. Respete sus decisiones, aconseje sólo cuando lo pida. Si observa que sus acciones están condenadas al fracaso, advierta los peligros, si se obstina, guarde silencio, espere y brinde ayuda cuando la persona recapacite. No eche encara. Sea sincero y quiéralo a pesar de sus errores. No lo deje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s