Epílogo para la niña de los pays

Entiende que me dueles, que cuando te pienso me recuerdas los días más tristes de la vida.
Que cuando te veo, olvido esos días tristes y recuerdo momentos más agradables.
Que cuando estas enfrente de mí, olvido todo, lo bueno y lo malo, y no sé qué diablos pasa.
Entiende que me dueles, de Lunes a Jueves y de Viernes a Domingo.
Durante las tardes, me daba a la tarea de buscarte por las calles, como persiguiendo un fantasma.
Creía tener demasiada suerte como para encontrarte por alguna calle, y ¿luego qué?.
El fantasma se desvanece, apareces tú de carne y hueso, y sólo por tres segundos eres real hasta que desapareces cuando doblas en alguna esquina.
Ese día, la inconsciencia me llevó al parque, probablemente tenía la sensación de encontrarte ahí. Así fue.
No entiendo porque no dueles cuando estas conmigo, sólo quiero que el estupor que me causas no termine pronto. 
Que se joda Adele!, siempre me doliste cuando escuchaba someone like you. La primera vez que me rompiste el alma, esos malditos días de enero. 
No quiero que me mires con lastima, por ver como intento querer a la persona equivocada. Nadie elige eso, nadie elige querer ó sentir, bien lo sabes. 
No quiero que te quedes sólo por lastima. Pero es lo único bueno que sientes por mi.
Cuando veo dolor en tus ojos verdes, quiero salvarte; cuando veo alegría en tus ojos verdes quiero que me salves. 
Creo que mientras no te vea, me vas doliendo menos. Mi alma se va desligando centímetro por centímetro de ti.
Todo se va al carajo los Jueves por la tarde, porque tengo que estar ahí y tú también lo estás. Tengo las manos atadas, tengo el espíritu atado, porque él te sigue buscando aún cuando estoy lejos de casa. 
Por las noches, me hace hablar contigo. Me obliga a verte. Tengo que golpear la pared para despertar y repetirme que eso no es real, que tú no eres real.
No puedo quedarme y ver como abres paso con otra vida, no lo quiero ver y no quiero estar. Pero aún no puedo irme.
Espero que tengas cierto grado de compasión para esperar hasta que me vaya. 
Yo entiendo que voy a encontrar a alguien bueno, alguien que despertará los días más alegres de la vida, y aún así la vida me regala días alegres y pacíficos. Yo puedo olvidar, mi mente es capaz de olvidar y volver a creer, siempre y cuando no te vea. 
Porque cuando te veo me dueles y eso tú no lo entiendes. 
Me dueles y me haces sentir bien, y eso está muy jodido. 
¿y sabes que es más jodido?
Seguir escuchando Someone like you cuando lo que quiero es cantar y bailar Black Dog.

tom 20/Nov 17

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s