Cuando sientas que las cosas se están yendo al carajo…

Apaga el bendito teléfono. Dirígete al refrigerador, saca la botella de tinto, una copa de la alacena. Sube a la azotea de la casa y siéntate a pensar en como podemos conseguir un arma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s