Miscelánea

Yo digo que su tono es triste,

No, para nada, las cosas andan bien, ¿qué tal tú?

Tengo que esforzarme y decir que estoy bien, de maravilla, gracias al Altísimo. Porque si dijera que me va de la patada, tendría que preguntarme ¿por qué?, pero sería un “¿por qué?” por compromiso, para no mostrarse inmpatico (comete esa RAE “inmpatico”) . De por sí la conversación es tensa, no podemos agregarle más compromiso.

Bien, gracias a Dios. Todo en orden.

(Agrego)

Oye, ¿Qué tal tu familia?

Ellos están bien gracias

Ok… (en realidad no dije Ok, pero inserté la pregunta)

¿No sienten mucho frío por allá?

Bastante poco

¿Bastante poco? (Aquí me animé)

Sí, a veces es bastante y otras tantas poco

¡Oh ya!, debe de ser como dice mi abuelo: “más mucho” y “más poco”

Ándale, tu abuelo si sabe

Él era muy bueno con eso de adivinarle al clima, siempre le preguntaba el pronóstico para prevenirme.

¡Mira que listo!

Ajá…

Y bien, ¿qué haces?

Intento leer (mentira), pero no puedo hacerlo porque no estoy concentrado

¿Por qué?

Porque traigo muchas cosas en la cabeza… Es como tener muchos peces en una pecera. De tantos qué hay, no sabes a cuál ver. Así estoy, solo que en vez de peces no sé qué traigo en la cabeza.

Puedo entenderte

(No, no lo creo) ¿por qué?

Oye bro, cuando quieras nos echamos una tocadita con los hermanos, ¿dónde dices que vives?

Hola viejo, me parece bien. Vivo a tres horas de la ciudad, de repente me doy mis vueltas por allá (mentira)

Sí, cuando vengas nos juntamos para hacer algo.

Vale.

“Yo no sé porqué te dicen que no, si eres a todo dar”

Maldita sea, no sé.

Cocinas, pisteas, tocas la guitarra, cantas…

También escribe, es filósofo, Playboy

¿Playboy?

Jaja sí, como Stark

Carajo, ¡no!

¿Qué no ha caído nada?

Igual y sí, pero no tengo ganas. Hago estas cosas sin fe.

:v

Estoy acabado hermano, no sé pa’ donde agarrar.

Pago 700 lanas por mes

Un pieza decente, para pasar la noche, beber y escribir cuando se me hinche la gana.

Pero es mentira que bebo; tiene años que él entumecimiento no se apodera de mi rostro. Eso sí, me la paso tumbado en la cama, durmiendo, abrazando al ave, y después busco somnoliento un poco de agua, porque parece que sigo teniendo resaca.

No sé para donde apuntar, mande al cuerno el trabajo, y el papel que dice Licenciado en Derecho sirve para espantar las moscas de la mesa.

Yo esperaba llegar al invierno y ser feliz.

Pues el invierno ya está aquí, ¿ahora qué procede?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s