El filisteo

Tengo la maldita manía de hablar mucho enfrente de las personas para no decirles nada.

Me ven,

se ríen de lo que digo,

bebo un trago de una hermosa botella color marrón,

gano una que otra partida de cartas,

escuchamos banda, corridos, cumbias, etc.

Hablamos de las que nunca estuvieron,

reímos mucho,

pero sobre todo reímos mucho de las estupideces que digo.

Al final del día, llego a casa solitario y obscuro, otro trago, Charlie Parker,

me paro frente al espejo y repito: lo haces muy bien campeón, lo haces muy bien.

Una respuesta para “El filisteo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s