La vida entre váuchers

De 8 a 5

Lunes a viernes, y el sábado hasta las 2

El domingo,

es para intentar sacudir el polvo de la cadena al cuello,

o curarse la resaca de la noche anterior.

Alguien se encarga de matar las ilusiones,

los más jóvenes se aferran a ellas con todas sus fuerzas,

pero es inútil,

terminarán soltandolas por eso que llaman nómina.

El amor se vuelve monótono

y se busca a la que tenga más semanas cotizadas en el Seguro Social.

Ya no hay más juego,

se inicia el tortuoso proceso del envejecimiento

sino es que,

tenemos mucha suerte

y algún Norcoreano aplasta el botón rojo

o nos carga el Covid-19.

En algún punto de esto,

alguien intenta alzar la voz,

lo escribe

y se vuelve Bukowski.

Entonces le dan unos cuantos billetes,

se entretiene hasta que el alcohol se come al hígado.

Reencarna en algún tipo del 95

e ídem.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s