Final del juego

Yo he palmado tu hombro dos veces

Vi tu espalda, pero no me permitiste mirar tu rostro

He sido inoportuno, como niño desesperado jalé de tu largo vestido negro

Pero me mandaste al final de la fila para formarme otra vez

Dos veces regresé a tomar turno con la vergüenza en el rostro

Las personas te temen, no saben realmente como eres,

yo tampoco, nunca he estado entre tus brazos, y lo único que me preocupa, últimamente, es no saber que ropa traerás puesta

Esta es la tercera ocasión que estoy en la fila. Espero pacientemente

No sé cuando pronunciarás mi nombre, pero lo estimo cerca

Siempre quise hacer las cosas más prácticas

Mi vida así ha sido siempre

Sin embargo, creo que lo más práctico es no seguir buscando la manera de hacerla práctica

Estoy en paz, satisfecho por llegar hasta aquí

Hasta esta letra

Ha sido un trayecto agridulce

Nunca he sentido odio

Jamás he pronunciado la frase “mi enemigo”

No desee tener abundancia

Y logré vivir en todo tipo de contexto

No tuve prejuicios y nunca sentí superioridad

Puedes ver además en mi curriculum que siempre intenté ayudar en lo que pude

En lo que pude

Obviamente, como todo ser humano, cometí mis errores y desarrollé mis defectos

Pero siendo sincero, no me arrepiento de ellos

Tuve buenos amigos, los necesarios. Ellos me echarán de menos solo lo suficiente; tal vez un par lloren de vez en cuando, reconozco que ‘tal vez’ es un término muy ambiguo

De mi parte, estoy agradecido por haber tenido buenos padres, hicieron su mejor esfuerzo. No tengo reproche alguno, es muy difícil hacer que un humano no muera de hambre, ahora lo entiendo. Yo sé que ellos están orgullosos, es lo menos con lo que debí corresponder

Tuve planes con personas, los he tenido, no debo negarlo, de esos con los que involucras la vida, y si alguno de los anteriores hubiera resultado bien, hoy me estaría pesando escribir estas líneas

Esas personas deben de saber que fui sincero hasta el último gramo del alma. Nunca les dije ni les escribí las mismas cosas, cada una de ellas tiene mi garantía de ser genuino.

Es una pena, no tanto para mí, marcharme sin haber conocido el concepto de reciprocidad

Me considero un buen tipo con un corazón noble, no obstante yo no tengo la autoridad para juzgarme

Si no paso será una tragedia de la cual yo no me habré enterado

Pero si lo hago, iré por una botella de vino al mejor viñedo de la faz de la tierra

Y me postraré en el filo de un despeñadero a beberla con toda la calma del mundo para también charlar con Dios

Esperando pacientemente el tiempo, así como espero que tú me llames para pasar al escritorio

Pero solo hasta que tú me llames, o de lo contrario me mandarás a hacer fila de nuevo

3 respuestas para “Final del juego”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s