Leaving Heaven

Anoche,

Mientras cada grado etílico se deslizaba por el torrente sanguíneo

Miraba el cielo y soltaba la carcajada

Reía como loco,

Danzaba por todo el patio como caballo desbocado

Volví a mirar el techo nocturno y en la mente gritaba con escarnio

“¿Lo ves?, puedo ser feliz”

Mi risa psicótica alertó a mis paredros

Ellos solo dijeron:

“Ya está pedo”

Pero no, se equivocaban, estaba feliz

Feliz por no sentir nada en la cabeza

Por sentirme ligero, con vértigo en las rodillas

Sin remordimientos, consciente de mis actos

Riendo porque percibo un sentimiento de incredulidad

Tantos años cuidando la sotana del cuello

para darme cuenta que eso no era para mí

Tantos años viviendo sin poder escuchar Eminem

Y ahora,

Ya no duele

Después de tanto puedo mirarme a los ojos en el espejo y sonreír

Y no fue la fe

No fueron las pastillas

Ni el alcohol o las terapias cognitivas – conductuales

Fue todo

Anoche

Mientras miraba el cielo

sostenía en la mano una botella con una cabra en la etiqueta

Y reía con total locura

Porque podía responder una pregunta

La maldita incógnita que siempre perseguí:

¿Qué se siente ser feliz?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s