Deseo

A veces despierto los domingos y escucho que alguien tiene en reproducción mi playlist de blues. El aroma de café recién preparado entra por la nariz y una figura fina se pasea por los pasillos de la casa intentando seguir el riff de una guitarra imaginaria en sus manos.

Yo la veo, y pienso que debo de estar muerto. Porque así debe de sentirse la verdadera paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s