Marina

Pero no me gusta,

Sentir lo que siento cuando llegan sus notificaciones al teléfono,

Esa maldita sonrisa que se me dibuja cuando veo el remitente,

No me gusta sentirlo,

Porque lo veo venir.

Veo venir la bala hacia mi cabeza,

Si parpadeo, soy hombre muerto.

Tirado sobre la lona,

Escribiéndole versos y dedicándole sonetos.

¡Carajo!

¿Por qué tiene el corazón que curarse de vez en cuando para sentir?

Me gusta estar como estoy,

Soy feliz así,

Ocupando el tiempo,

el dinero en botellas de whisky y cigarrillos baratos.

No en flores o monerías para mujeres,

“Pero el amor”

Esa jodidita palabra que se mete como agua en los zapatos,

Qué me parte como un rayo atravesando el cuerpo.

Yo quiero que se salga de la mente,

Porque odio pensar así,

¿Necesitaré más alcohol y humo para borrarla?

O ¿tendré que sacar turno para que me rompa el corazón la ingrata?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s