Sombras

Habemos seres que con el paso del tiempo nos convertimos en grises. Vamos contando las palabras que pronunciamos, vamos cabisbajos por la calle; y en las intimidades destapamos las heridas de la carne.

Pero, en ciertas ocasiones sentimos litost frente a otros seres, llenos de luz, de esperanza y de una agradable sonrisa en el rostro. Y sentimos una inicua necesidad de irles a regalar el corazón.

.

.

.

.

Huitel, Hidalgo. Nov 2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s