Sísifo

Le pedí que se marchara, no por mí, sino por ella.

Porque ella es una muchacha como las que describe Julio:

“excelente, bastante loca a ratos, a veces tan triste, a veces muerta de risa, a veces mala”.

A ella se le puede cantar al oído:

You float like a feather
In a beautiful world
I wish I was special
You’re so fuckin’ special

Podrías tapar su delicado cuerpo con una manta cuando hiciera frío.

Y hacerle el amor hasta que llorará por los recuerdos cruzados en la cabeza.

Le pedí que se marchara, no por mí, sino por ella.

Porque ella es tan buena conmigo, y yo, un bastardo que lee a Bukowski y bebe whisky.

Honestamente no la merecería. Yo haría que se metiera una bala en la cabeza.

Yo la destruiría,

Quemaría su fe, su esperanza.

La desgarraría, centímetro a centímetro desgarraría su alma.

Porque mi cancer no tiene cura, y ella era la aspirina de media mañana para soportar el dolor.

Mejor que se marche, antes de que mate a su pobre corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s