De las cosas que no te digo

Te pienso como a ese libro que no he leído,

Como a aquella canción de Led Zeppelin que aún no escucho.

Te pienso como a ese poema que no he escrito,

Como a la taza de que café que no he bebido,

Como aquel lugar que aún no visito.

Te pienso como aquel día lluvioso de invierno que espero ver.

Eres ajena a mí,

Tu piel, tus manos, tu pelo, tus ojos, tu aroma,

Están de ese lado de mi cerebro que guarda las ilusiones.

Y tengo miedo de que nunca puedas salir de ese sitio,

Que decidas quedarte como estatua en mi memoria

Para llevarte flores cada aniversario de cuando me rompiste el corazón.

Sería muy triste,

Tanto amor petrificado en un monumento

Y no poder mostrártelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s