Hipérbole

Pedazo de imbécil. Vete al quinto carajo. ¿Cómo puedes ser tan necio?, de verdad, ¿dónde te caben semejantes ideas? No lo puedes entender. Lo que yo no puedo entender es porque haces esas cosas. Ya te dije. No lo podrías entender. ¿Por qué? ¿Porque qué? ¿Por qué lo haces? No tengo palabras para responderte. Por …

Teclas Negras

Bajaba por la calle Abasolo, nótese que venía bajando. La noche suavemente fría. La calle adornada con pocas almas andando sobre la banqueta. Faltaban pocos minutos para las ocho. Últimamente murmuro entre dientes, hablo quedito para mis voces. Prácticamente la calle esta desolada. Camino casi siempre con la mirada al piso, me concentro mejor. Mis …

Jueves

Es un tipo duro, luego luego puedes notarlo. Todas las tardes se sienta en ese pedazo de tronco para contemplar el mar. Yo lo veo pasar justamente a las 5 pm, como sí fuera religión para él, no falla. Ya cuándo está de frente, parece que acaricia el viento. Entonces parece rezarle a los dioses …

Ceral con leche

Hoy Papi amaneció con mucho frío. Cuando desperté lo encontré tirado en el piso, sus manos estaban en su pecho agarrando su camisa. Su piel se sentía muy fría y su color era como verdecito. Por eso digo que Papi amaneció con mucho frío porque estaba tan tieso en el suelo. Lo moví muchas veces …

Repet On

Él se imaginaba que ella era alta, fresca y de piel de porcelana. Todas las tardes después del trabajo, pasa unos minutos al jardín del pueblo. Se sienta en una de esas bancas con respaldo e intenta dibujarla con palabras. Él suele escribir tratando de encontrarla en sus letras. Cada día describe su atuendo y …

Sobre los filisteos

Son seres muy fáciles de comprender, y un tanto igual para identificar. Sus facciones son toscas y anaranjadas, generalmente de complexión grande y pesada. Tanto su transitar como su razonamiento son lentos. Digieren de manera estupenda las ideas elementales y se alimentan de las más básicas para sobrevivir. Sus cuerpos están diseñados para vivir precariamente …

Karma

Miguel Cienfuegos yace sentado junto a la ventana de la apretada casa donde cohabita con sus congéneres llamados familia. Inmerso en la oscuridad de la noche y de las luces apagadas a abierto la ventana para recibir los rayos escasos de una luna durmiente. Yace sentado dubitativo, sereno y desgarbado. Mientras las demás almas de …

Tempo

Entonces así tenía que pasar. Las últimas horas, y después un vacío negro y finito. Una habitación de tres por cinco, la cocina, un cuarto subsecuente para dormir de cinco por cinco. Pocas pertenencias, como todo lo que se tiene en esta vida. Las ventanas selladas, la cama tendida. Los platos sucios, sonrío y pienso: …